Revista de Relaciones Internacionales Nro. 2

LA POLITICA EXTERIOR DE CHINA

LI GUOXING (Embajador de China en Argentina)

Situación Panorámica de China

China, con su vasta superficie de 9 millones 640 mil kilómetros cuadrados, ocupa el tercer lugar del mundo en extensión. Ella se sitúa en el este de Asia, costa occidental del Océano Pacífico y limita con 12 países. Su frontera terrestre es más de 20.000 Km y su litoral, 18.000 km. Su extensión terrestre se prolonga por 5.200 Km de este a oeste y 5.500 de Norte a Sur. De su más de 5.000 islas, la mayor es la isla Taiwan. La capital de China es Beijing.

China, con su copiosa población de 1.143 millones de habitantes, es el país más populoso del mundo. En China conviven 56 nacionalidades, entre las cuales la más numerosa es la Han, que representa el 94 por ciento de la población nacional.

China es además uno de las países con más antigua civilización del mundo. Su historia escrita se remonta a 6.000 años atrás. Desde hace 2.100 años, China se unificó como un país multinacional. Durante largo tiempo en la historia humana, China se colocaba en las primeras filas del mundo, con su alto desarrollo de la civilización tanto material como espiritual. Pero en los años contemporáneos, sobre todo a partir de la Guerra de Opio chino-inglesa desatada en 1840, China perdió su posición adelanta, convirtiéndose en una sociedad semifeudal y semicolonial, víctima de la agresión y opresión de las potencias imperialistas. Sin embargo, frente a la amarga situación del territorio nacional repartido, la soberanía estatal violada y los derechos humanos pisoteados, el pueblo chino nunca dejaba de luchar a sangre y fuego durante más de un siglo por la libertad, democracia y derechos humanos, por conquistar la independencia nacional y soberanía estatal y por establecer una sociedad justa y razonable. Después de muchos años de tanteos en la oscuridad en busca de un camino a la independencia y emancipación nacionales, incluso no faltaba gente que deseaba prosperar China con el sistema y los conceptos de valor del occidente pero sin salir con la suya, el pueblo chino encontró su salida que le condujo a la victoria marcada por la fundación de la República Popular de China 1949, símbolo del inicio de una nueva era histórica de China en que el pueblo se ha convertido en dueño del país y China, en un miembro en pie de igualdad de la comunidad internacional. Por lo tanto,el pueblo chino aprecia mucho los frutos de su lucha y anhela, igual que los demás pueblos del mundo, el desarrollo y la prosperidad de su patria en medio de una atmósfera de paz internacional. Y el gobierno chino persiste consecuentemente una política exterior de paz e independencia, partiendo de los intereses fundamentales del pueblo chino y de los pueblos del mundo.

Puntos Elementales de la Política Exterior de China

Persistir en la posición de principios de independencia y autodeterminación. China no subordina ni se somete a ninguna potencia o bloque de potencias, y tampoco accede a aliarse o establecer relaciones estratégicas con ellas. El gobierno chino toma su propia actitud frente a los asuntos internacionales de acuerdo con lo correcto y lo erróneo de la realidad, sin contemporizar con los cambios pasajeros del acontecimiento. Nuestro criterio esencial para juzgar la verdad es si es favorable al mantenimiento de la paz mundial y al desarrollo de las relaciones amistosas entre los países del mundo y la prosperidad común de la humanidad. Apreciamos nuestra propia independencia y respetamos también la independencia y soberanía de otros países.

Observar a los principios de oponerse al hegemonismo y política de fuerza y de salvaguardia de la paz mundial. Infinitos hechos nos han enseñado que la carrera armamentista y la disputa por la supremacía mundial entre las superpotencias constituyen la fuente de la tirantez internacional y la amenaza de la guerra mundial. Sin luchar contra la política hegemonista, no podrá lograr o mantener ni la paz mundial o regional, ni la seguridad nacional de cada país. El hegemonismo a que nos referimos no indica a ningún determinado país, sino a una conducta infractora a las normas mundialmente reconocidas en las relaciones internacionales. China no procura la hegemonía y apoya todas las justas luchas contra el hegemonismo y la política de fuerza.

Seguir la orientación fundamental de los cinco principios de coexistencia pacífica. China desea desarrollar relaciones con todos los países del mundo en base de los cinco principios de respeto mutuo a la soberanía estatal e integridad territorial, no agresión, no intervención en los asuntos internos de otros países, igualdad, beneficio recíproco y coexistencia pacífica. China aboga por la solución pacífica de los litigios internacionales, oponiéndose a recurrir las fuerzas o la amenaza bélica; propone que deje la solución de los problemas internos de cada país en las manos de su pueblo, oponiéndose a la intervención foránea; y reclama el establecimiento de un nuevo orden internacional justo y razonable tanto político como económico. El estado de las relaciones de Estado a Estado no depende de la identidad o diferencia del sistema social o ideológico, sino de la observancia a estos principios. Respetando estos principios, los países con distintos sistemas sociales pueden convivir armoniosamente mediante la cooperación de beneficio mutuo; violando a estos principios, los países con idénticos sistemas sociales pueden llegar una confrontación aguda, incluso al conflicto bélico. Solamente las relaciones de Estado a Estado que se fundamentan en los cinco principios podrán gozar de una dinámica, vitalidad y favorecerán a la estabilidad y sana evolución de la situación internacional.

Siendo China un país en vías de desarrollo, tenemos muchas demandas, aspiraciones y lenguaje comunes con los países en vías de desarrollo y nuestros intereses fundamentales son iguales. Por consiguiente, el establecimiento sucesivo de los lazos de amistad, unidad y cooperación con los países del tercermundo, en vías de desarrollo forma parte de los puntos elementales de la política exterior de China. Los países del tercermundo siguen siendo una existencia real y representan la mayoría dentro de los países del mundo. Apoyamos firmemente a que los país en vías de desarrollo sigan el camino de la unión, el autofortalecimiento y la cooperación Sur-Sur, y reclamamos modificar el irrazonable orden económico internacional a través de las negociaciones globales.

Perseverar consecuentemente en la política de apertura al exterior, llevar a la ejecución la estrategia de la diversificación de las relaciones económicas y comerciales, desarrollar con mayor ímpetu la cooperación e intercambio económico y comercial con diversos países del mundo, mejorar contínuamente la atmósfera para la inversión e introducir más y más recursos financieros y tecnología avanzada extranjera que necesitamos para la modernización del país, sin perjuicio de apoyarnos fundamentalmente en nuestros propios esfuerzos.

Consideramos sobre la actual situación internacional

Al entrar en la década 90, la situación internacional ha experimentado bruscos cambios que han desquiciado el viejo esquema internacional, que se prolongó por más de cuarenta años y caracterizado por la disputa entre las superpotencias por la hegemonía mundial, cediendo paso a un nuevo esquema que aún está en formación, de modo que el mundo ha pasado a un período turbulento de relevo entre el viejo esquema por lo nuevo. Los cambios como la distensión de las relaciones entre los EE.UU y la Unión Soviética, la atenuación del enfrentamiento bélico, el surgimiento de la tendencia a la multipolaridad, el apaciguamiento de algunos conflictos regionales o la presencia de la perspectiva para la solución política de estos últimos, merecen aplausos. Sin embargo, los severos hechos han expuesto a que el mundo no es tranquilo durante este período de transición y la paz y desarrollo que esperan los pueblos todavía encaran desafío duro. El hegemonismo y la política de fuerza siguen expandiéndose, algunas contradicciones políticas, económicas y nacionales, la pérdida del equilibrio de la correlación de fuerzas internacionales ha conllevado nuevas contradicciones y la disparidad entre la pobreza del Sur y la riqueza del Norte se ha agrandado. Sobre todo, a causa de la irrazonabilidad del actual orden económico internacional y los cambios vertiginosos de la situación mundial, la contradicción Norte-Sur se destaca cada vez más y los graves problemas como la cuantiosa deuda externa, el empeoramiento de las condiciones comerciales y el flujo negativo de recursos financieros resultan más agudos. en fin de cuentas, con las diversas contradicciones viejas y nuevas entrelazadas, la situación internacional se hace más conmovida e intranquila.

En este momento de relevo del viejo esquema por lo nuevo, la gente presta mayor atención en la paz y el desarrollo del futuro mundo, sobre todo el problema del nuevo orden internacional. Fue 1988 cuando el dirigente de nuestro país Deng Xiao Ping planteó la necesidad del establecimiento de un nuevo orden internacional no solamente en los económico sino también en lo político. El gobierno chino considera que los cinco principios de coexistencia pacífica que resumen las normas esenciales de las relaciones internacionales y corresponden a los principios y objetivos de la Carta de la ONU, ponen de manifiesto las características fundamentales del nuevo índole de relaciones internacionales. Afirmamos que el nuevo orden internacional debe basarse en los cinco principios. El nuevo orden político y económico que integran el citado orden se complementan uno con otro. La quintaesencia del nuevo orden reside en que todos los países, grandes o pequeños, fuertes o débiles, ricos o pobres, deben ser independientes con autodeterminación y miembros en pie de igualdad de la comunidad internacional, orden que será totalmente diferente del viejo orden asentado en la hegemonía y la política de fuerza de un ínfimo número de potencias. Los elementos básicos del nuevo orden deben ser: cada país tiene derecho a elegir, en forma independiente y con autodeterminación, el sistema social, político y económico así como su camino de desarrollo en concordancia con la realidad nacional, ningún país sobre todo las potencias puedan intervenir en los asuntos internos de los demás e imponer sus propios conceptos de valor, su ideología y su modelo de desarrollo a otros países; el respeto mutuo a la soberanía nacional y la integridad territorial implica que ningún país pueda intervenir o anexar el territorio ajeno y que los litigios intencionales deben solucionarse de manera razonable mediante negociaciones pacíficas, sin acudir a las fuerzas o la amenaza bélica, ni mucho menos a los medios de guerra; los asuntos internacionales deben ser tratados con la participación equitativa de todos los países por medio de consultas y no monopolizadas por una o unas potencias, y ningún país deba procurar la hegemonía y la política de fuerza; las actuales relaciones económicas internacionales quedan por reajustarse, reemplazándolas por un nuevo orden económico internacional justo, razonable, de beneficio recíproco en pie de igualdad y de intercambio de valor igual. Este tipo del orden internacional corresponde a la voluntad e intereses fundamentales de los pueblos del mundo y favorece a la lucha por la paz sostenida mundial y el desarrollo común de todos los países. El gobierno chino y su pueblo desean aplicar sus perseverantes esfuerzos, junto con los gobiernos y pueblos de diversos países del mundo, para que el mundo se encamine a la paz y el desarrollo.

La Reforma y la apertura al exterior

A finales del año 1978, China decidió poner en marcha la reforma y la apertura. Esta política tiene como propósito modificar aquellos elementos de la estructura y el mecanismo económico, inadecuados al desarrollo de las fuerzas productivas, expandir la economía mercantil socialista, poniendo en pleno juego todos los factores positivos nacionales e internacionales, para acelerar el avance de la economía nacional. En una palabra, la reforma y la apertura es el autoperfeccionamiento del vigente sistema socialista de China.

En cuanto a la reforma económica, por vía de la combinación de la economía planificada con la regulación mediante el mercado, hemos llevado a la ejecución la reforma de empresas y del sistema de precios para desarrollar con mayor fuerza la economía mercantil. En el campo rural, hemos adoptado el nuevo sistema de responsabilidad por contrato en función de rendimiento en base a la familia campesina, y la política de promoción a las empresas de cantón y poblado, a fin de hacer valer la iniciativa de los campesinos. Con respecto a la estructura económica y el sistema de distribución, hemos diversificado las formas de propiedad, con la coexistencia de varios elementos económicos manteniendo la propiedad pública como su cuerpo fundamental y las formas de distribución, teniendo a la forma de "a cada uno según su trabajo" como la principal. En el terreno político, hemos trabajado por el desarrollo de la democracia y la legalidad socialistas, del sistema de la Asamblea Popular y el de la cooperación y consulta política entre diversos partidos dirigidos por el Partido Comunista de China. La apertura consiste en cambiar el estado encerrado en que China vivía durante mucho tiempo, reforzar el intercambio económico y comercial con el mundo exterior y aprovechar a plenitud los recursos financieros y humanos, la tecnología y las avanzadas experiencias administrativas extranjeras en bien de la economía nacional. Formulamos nuestra estratégia de desarrollo económico de 3 pasos: el primero, duplicar el valor global de la producción industrial y agrícola hasta 1989 a contar desde 1980, para solucionar cabalmente el problema del sustento de la alimentación y el vestido del pueblo; el segundo, otra duplicación hasta finales del presente siglo, para llegar a un nivel de vida medianamente acomodado; el tercero, alcanzar a los países medianamente desarrollados del mundo en el año 2021.

Como resultado de 12 años de esfuerzos, hemos materializado con anticipación la meta de la primera duplicación no sólo del valor global de la industria y agricultura, sino también de la renta nacional y el ingreso financiero, a una velocidad anual del crecimiento del PBI de 9,1 por ciento y 12,8 por ciento del industrial, incluso más que los llamados 4 tigres asiáticos, cuyo crecimiento promedio era 6 u 8 por ciento. Hemos instalado centenares de miles de empresas a nivel de cantón y poblado de la propiedad colectiva en su mayor parte, cuyo valor de producción representa casi una cuarta parte del PBI. Hemos ampliado rápidamente las relaciones económicas y comerciales con el exterior y formado una disposición de la apertura con 5 zonas económicas especiales como delantera, 14 ciudades costeras abiertas como soporte, para extender paulatinamente al interior del país. Durante los 10 años entre 1980 y 1990, el volumen del comercio exterior chino se aumentó de 38.000 millones de dólares a 115.400 millones de dólares, 3 veces más, cuyo porcentaje dentro del PBI se incrementó de 5 a 28 por ciento. China ha logrado ocupar de duodécimo octavo a décimo cuarto lugar del mundo en cuanto a su exportación. Se ha aprovechado más de 45.820 millones de dólares como crédito extranjero. Se han establecidas más de 2000 empresas de capital mixto, asociado o exclusivamente extranjero. Se han introducido 18.000 millones de dólares de inversión directa extranjera ejecutada y más de 20.000 patentes de tecnología avanzada extranjera.

La política de la reforma y apertura ha traído notorios beneficios al desarrollo económico y la vida del pueblo. en medio de la actual situación internacional tan inestable como cambiante, la razón por la que China mantiene su estabilidad política y social se debe además de los factores cultural, tradicional e histórico, a los efectos surtidos de los éxitos de 13 años de reforma y apertura. China aprecia mucho sus logros en la reforma y la apertura, y seguirá practicándola como su política fundamental nacional. esta política, en lugar de modificarse, va a profundizarse aún más.

Dentro de este espíritu, China dió a conocer recientemente su proyecto del desarrollo socioeconómico de los próximos 10 años y el octavo plan quinquenal en la cuarta sesión de la séptima Asamblea Popular Nacional que se efectuó en abril. Es un hecho sin precedente confeccionar un proyecto socio económico por 10 años en China. Esto demuestra que China tiene plena convicción en su estabilidad política y desarrollo económico. Lo esencial de los dos proyectos consiste en seguir luchando por alcanzar la meta estratégica de la segunda duplicación del PBI en los futuros 10 años del presente siglo, a través de la profundización de la reforma y la apertura y guiado por el principio del desarrollo sostenido, estable y armonioso de la economía nacional. Sin lugar a dudas que el fracaso o éxito de lo proyectado tendrá suma importancia para el porvenir de China.

Algunos Aspectos en las actualidades

de las Relaciones Exteriores de China

China desea desarrollar relaciones amistosas con todos los países. A partir de la normalización de las relaciones entre China y la Unión Soviética en 1989 con la visita del Presidente Gorbachov a China, las relaciones políticas, económicas y comerciales bilaterales han desarrollado felizmente sobre la base de respeto mutuo, igualdad cabal y no intervención en los asuntos internos del otro. Las negociaciones fronterizas y las del desarme en la frontera y del afianzamiento de la credibilidad en el terreno militar, han obtenido adelantos. El mantenimiento y el desarrollo de las relaciones amistosas de buena vecindad entre China y la Unión Soviética, dos países vecinos con más de 7.300 Km de frontera, tiene mucha importancia no sólo para ambos países, sino también para la paz y la estabilidad de Asia y el mundo. Por supuesto que las relaciones chino-soviética no podrán retornar a su estado de la década del 50.

Es sabido por todos que después de 1989, no por nuestra responsabilidad ni por nuestra voluntad, se han enfriado las relaciones entre países occidentales y China. Pero nos agrada ver que en este año, estos países vienen reactivando sus relaciones con China.

China y Japón son dos años países vecinos separados por mar. Durante veinte y tantos años después del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, las relaciones tanto gubernamentales como no gubernamentales han tomado mayor fuerza, sobre todo en el transcurso de la reforma y la apertura china, la cooperación económica de ambas partes ha sido fructífera. La visita del primer ministro japonés a China en agosto del año en curso contribuyó al contínuo desarrollo de las relaciones bilaterales. La convivencia pacífica y amistosa de los dos países concordarán con los intereses fundamentales de ambos pueblos y favorecerán a la estabilidad y el desarrollo de la región de Asia y el Pacífico.

El gobierno chino siempre presta mucha importancia en sus relaciones con los Estados Unidos. China cree que el porvenir de las relaciones chino-norteamericana será luminoso, siempre que ambas partes actúen en conformidad a los cinco principios de coexistencia pacífica y los documentos y compromisos contraídos. El desarrollo de las normales y amistosas relaciones bilaterales será provechoso tanto para los dos países como para la estabilidad de la región de Asia y el Pacífico y el mundo entero.

Existe una amplia perspectiva en el campo de desarrollo de las relaciones amistosas estables entre China y Europa Occidental, particularmente existe un gran margen de maniobra en la cooperación económica y técnica. China siempre está dispuesta a impulsar sus relaciones amistosas y de cooperación con Europa Occidental, sobre la base de la búsqueda a los puntos idénticos dejando al lado las divergencias, el respeto mutuo a la soberanía nacional, no intervención en los asuntos internos de otros y el beneficio recíproco en pie de igualdad.

 

Existe una amplia perspectiva en el campo de desarrollo de las relaciones amistosas estables entre China y Europa Occidental, particularmente existe un gran margen de maniobra en la cooperación económica y técnica. China siempre está dispuesta a impulsar sus relaciones amistosas y de cooperación con Europa Occidental, sobre la base de la búsqueda a los puntos idénticos dejando al lado las divergencias, el respeto mutuo a la soberanía nacional, no intervención en los asuntos internos de otros y el beneficio recíproco en pie de igualdad.

América Latina, con su vasto territorio y ricos recursos naturales, es un continente repleto de vigor y vitalidad. China ha puesto sus relaciones con América Latina en un lugar muy relevante. Pese a la inmensa distancia geográfica y la diferencia del sistema social y la tradición cultural, los similares sufrimientos históricos y las metas comunes de la actual lucha hacen que ambas partes comparten amplios puntos de coincidencia y sus relaciones amistosas y de cooperación tienen una expectativa promisoria. Ultimamente, los países de América Latina vienen esforzándose por sondear el camino de desarrollo apropiado para la circunstancia nacional y dinamizar la unidad y la integración regional, conforme a los cambios de la situación internacional, desempeñando un papel indespreciable en los asuntos internacionales. El gobierno chino respalda firmemente a los países de América Latina en su justa lucha y razonables postulaciones, y quiere desarrollar activamente las relaciones amistosas y de cooperación con los países de América Latina a la luz de los siguientes principios: Establecer y desarrollar las relaciones amistosas y de cooperación con todos los países latinoamericanos, incluyendo los países que todavía no tienen relaciones diplomáticas con China; ensanchar constantemente los intercambios comerciales y la cooperación económica y técnica, de acuerdo con las normas de beneficio mutuo en pie de igualdad, superación de las debilidades propias adquiriendo las cualidades de los demás y con la mirada puesta en el futuro y los pies apoyados en el presente. Respetar recíprocamente la tradición nacional y conceptos de valor, aprender uno a otro de las experiencias, fomentar intercambios y visitas entre pueblos para profundizar el conocimiento y amistad; trabajar conjuntamente, por conducto de frecuentes consultas, apoyo mutuo y cooperación afianzada, en los asuntos internacionales para el establecimiento de un nuevo orden político y económico internacional.

En los 19 años posteriores al establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y Argentina, se han multiplicado los intercambios de visitas y ampliado la cooperación amistosa. Sobre todo el frecuente intercambio de visitas de alto nivel en los últimos años han contribuido al conocimiento mutuo y la amistad. ambos países comparten consideraciones idénticas o similares en muchos problemas internacionales importantes y mantienen cooperaciones fructíferas en las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales. El año pasado, se estableció el mecanismo de consulta política intragubernamental entre nuestros dos países. En cuanto al sostenido desarrollo de las relaciones comerciales bilaterales, Argentina ya es uno de nuestros socios de comercio más importante en América Latina y el volumen de comercio oscila entre 400 y 500 millones de dólares anuales. La cooperación económica y técnica entre China y Argentina también ha logrado nuevos avances. China ha introducido desde Argentina algunas instalaciones y líneas de producción, tales como silos metálicos para granos, el equipo de fermentación de bebidas alcohólicas y la línea de producción de cerveza. La Fábrica Maquinaria Portuaria de Shanghai está coproduciendo grúas que necesita Shanghai con IMPSA, la Corporación Asociada General de Productos Acuáticos de China ha establecido la Compañía de Pesca chino-argentina S.A con Alencus. Las corporaciones metalúrgicas, textiles, de cereales y aceites comestibles, entre otras de china, están instalando oficinas acreditadas en Argentina o proyectando para hacerlo. Se ha firmado un convenio sobre empresas binacionales. En el terreno científico-tecnológico, los dos países han firmado un convenio del uso pacífico de la energía nuclear y de la cooperación astronáutica, partiendo de sus propias particularidades. Concerniente al intercambio cultural, mantenemos el intercambio de grupos artísticos y estudiantes becarios. Estamos satisfechos por el desarrollo de las relaciones bilaterales y deseosos de seguir trabajando, junto con nuestros amigos argentinos, por un mayor avance de estas relaciones, frente a una perspectiva amplia de la cooperación amistosa chino-argentina.

Los Problemas de Taiwan, Hong Kong y Macao

La República Popular de China es el único gobierno legítimo de China, hecho que está reconocido y respetado por la abrumadora mayoría de los países y organizaciones internacionales incluyendo las Naciones Unidas. Taiwan, con 36.000 km de superficie y cerca de 20 millones de habitantes, es una provincia de China y una parte inalienable del territorio chino desde época remota. El estado de la desintegración del territorio nacional chino fue producido artificialmente por las fuerzas remanentes del Partido Guomindang en 1949, después de su rotundo fracaso de dominio en el continente de China, situación totalmente distinta que las dos Alemanias y dos Coreas. El pueblo chino incluyendo el pueblo de Taiwan, víctima de tantos sufrimientos por la desintegración territorial, aspira a la reunificación y la unidad nacionales, y no quiere ver más la separación entre hermanos carnales. La reunificación de la parte continental y Taiwan no se trata de un problema ideológico, sino de sentimiento nacional. Tomando la consideración de la historia y la realidad nacional, planteamos a las autoridades de Taiwan el principio de "Reunificación pacífica" y "Estado único con dos sistemas" o sea que bajo la premisa de mantener la unificación del territorio nacional y la soberanía estatal, Taiwan podrá seguir manteniendo sus fuerzas armadas y jurisdicción final, en calidad de una zona administrativa especial con distinto sistema social y económico. Las autoridades de Taiwan, pese a sus repetidas declaraciones de consentimiento sobre la reunificación, no han abandonado hasta hoy día su posición de "Un Estado, dos gobiernos" y siguen llevando a cabo "la diplomacia elástica" en el ámbito internacional y restringiendo los intercambios directos de correo, comercio, transporte y visitas entre los dos lados del estrecho. Aún así, tenemos plena fe en la reunificación pacífica de nuestra patria y deseamos que los países que tienen relaciones diplomáticas con China respeten el sentimiento del pueblo chino y los esfuerzos de China por su reunificación territorial y atengan a los principios del comunicado conjunto sobre el establecimiento de relaciones diplomáticas, sin entablar contactos oficiales de cualquier clase con las autoridades de Taiwan.

Según los acuerdos firmados entre China e Inglaterra y Portugal, Hong Kong y Macao retornarán a la madre patria en los años 1997 y 1999 respectivamente. La Ley Fundamental de la Zona Administrativa Especial Hong Kong de la República Popular China ha formalizado legalmente la orientación y la política del gobierno chino para con Hong Kong, otorgando la garantía cardinal a la estabilidad y la prosperidad de la región, cuando el gobierno central vuelva a ejercer su soberanía sobre Hong Kong. La Ley Fundamental de la Zona Administrativa Especial de Macao está en la etapa de elaboración que se prevee terminar en 1993. Mientras tanto, el gobierno chino está trabajando por la estabilidad y prosperidad de Hong Kong y Macao, la transición tranquila y la feliz entrega del poder, y también tiene gusto de estrechar su cooperación con los gobiernos de Inglaterra y Portugal, sobre la base de las declaraciones conjuntas chino-inglés y chino-portugués. El hecho que China e Inglaterra hayan llegado a un acuerdo de memorándum sobre la construcción de un nuevo aeropuerto en Hong Kong, constituye una nuevo aporte al reforzamiento de la confianza en Hong Kong y a la feliz transición.

El próximo decenio será un decenio de turbulencias y transformaciones en la situación internacional y también un período crucial para la humanidad en el umbral del siglo 21. el gobierno chino se entregará como siempre a la formación de una atmósfera internacional de paz y al desarrollo de sus relaciones amistosas y de cooperación con los diversos países del mundo, partiendo resueltamente de los intereses fundamentales del pueblo chino y los pueblos del mundo. Nos acompaña la plena fe de que el mundo quiere la paz, la humanidad quiere el desarrollo y nuestra época se dirigirá sin lugar a dudas en sentido favorable a los pueblos del mundo entero.

Preguntas efectuadas al Sr. Embajador

-┐Cuál es el concepto de china sobre el Nuevo Orden Internacional, de que manera los países cumplirían su rol en el Nuevo Orden?

Tomar las decisiones independientemente es una cosa muy importante para la política exterior de China, es decir China no se somete, ni se asocia con ninguna Potencia ni con ningún bloque de poder. China busca las cosas de acuerdo con los intereses de su propio pueblo y de los pueblos del mundo que buscan la paz y el desarrollo. El Nuevo Orden Mundial está formándose, existen muchas opiniones, pero China partiendo de su política de independencia a través de sufrimientos, de su historia, tiene una fuerte la igualdad de todos los países el mundo, grandes o pequeños, débiles o fuertes, ricos o pobres. Todos los países deben tener el mismo derecho, derecho de decir, de discutir, es nuestro deseo, no es fácil de lograr pero es nuestro planteamiento. Debemos tener un mundo para vivir armoniosamente. Cada uno tiene su derecho y ninguno puede intervenir en los asuntos internos del otro, como lo indican los cinco principios de la coexistencia pacífica. Sobre está base, sobre la igualdad entre todos los pueblos podremos tener un mundo armonioso, que no es un mundo donde unos oprimen a otros.

 

El Nuevo Orden que Usted propone y de acuerdo a las afirmaciones que Usted ha realizado, tiene un marcado énfasis en el respeto al principio de No intervención y al principio de la igualdad de los Estados. ┐qué sentido tiene el Nuevo Orden si no imponemos al hombre como sujeto de derecho en la comunidad internacional? La armonía entre los Estados, Ud cree puede materializar la convivencia de los hombres en un Estado igualitario? Qué opina sobre la respuesta internacional rechazando el golpe de Estado que sufriera hace unas horas la URSS?

El mundo es multicolor, en el mundo existen muchos países y la historia, la tradición, la naturaleza, no son iguales. Pero habrá un Nuevo Orden Internacional donde debemos tratar igual a todos los países. Algunos dijeron: "el comunismo es el mejor sistema del mundo, y todos deben ser comunistas, entonces voy a mandar mi ejército a ese país para salvarlo. Pero, otros dicen: "estamos en el mundo libre, nuestro sistema es el mejor del mundo, ustedes están en un yugo, vamos a liberarlos"; detrás de todo esto, habrá otros intereses. Nosotros decimos: respetamos a cada país, los asuntos internos de cada país dependen de su propio pueblo. todo esto es muy importante para un mejor orden internacional.

Dado que en la Argentina tenemos poca información sobre China, me gustaría preguntarle sobre las estadísticas acerca del hambre y la desocupación, si estas existen. Por otro lado ┐Ud, cómo considera a América Latina?

China es un país viejo, que tiene más de seis mil años de civilización, pero China también es un país joven, la República Popular China solamente tiene una historia de 42 años. Hubo una revolución en China, la revolución costó mucho, la revolución significó sangre, el pueblo chino ama la paz no quiere sangre, pero porque estalló la revolución? Porque en el pasado en China murieron millones de personas por una gran calamidad natural? Donde todos los caminos de la democracia estuvieron cerrados, el pueblo chino nunca había conocido antes la democracia. No existían derechos humanos para los propios chinos en territorio chino. El nordeste de China fué ocupado por el Japón, fué muchos años destruido por la Rusia Zarista y fué invadido muchas veces por una u otra potencia. Yo soy de una ciudad cerca de Beijing, en mi ciudad natal existían siete protectorados de Potencias extranjeras. Eran zonas dentro de la ciudad que no pertenecían a China, tenían su propia policía, su propia jurisdicción, habían carteles que decían: "no pueden entrar ni los perros, ni los chinos". La miseria, la injusticia, la opresión obligaron a hacer la revolución. Salimos de una situación muy difícil, solamente hemos tenido cuarenta años para la construcción y no fueron cuarenta años completos. En estos cuarenta años pasó la guerra de Corea, la de Vietnam y también hubo problemas internos, como la Revolución cultural, que Ustedes sabrán fué un desastre para China y nosotros perdimos diez años enteros. Solamente hemos dispuesto de muy pocos años de una conducción económica estable. Desde 1979 emprendimos un nuevo rumbo en nuestra política de Reforma y Apertura. Reforma económica y Reforma política. Apertura hacia todos los países del mundo. Queremos agilizar nuestra economía, queremos tener un ritmo de crecimiento más acelerado. Creemos que lo hemos logrado, tuvimos muchos exitos en los diez últimos años de los 80 a los 90. Ya expliqué algunas cifras. Hambre no existe, no existe desempleo estable, hay gente que espera su empleo dos meses o tres meses y luego lo consigue. El ochenta por ciento de la población china vive en el campo, allí puede haber cierto desempleo, pero con la nueva política, el campo se explota no sólo con agricultura sino también con comercios, con fábricas etc. Hay ya 90 millones de campesinos atraídos por la industria y el comercio, de todos modos China es un país en desarrollo, podemos decir que todavía somos pobres, teníamos una base demasiado débil para el desarrollo, pero ya duplicamos nuestro Producto Bruto Interno, vamos a duplicarlo una vez más al llegar al año 2000; en muchos productos China está en los primeros lugares del mundo, por ejemplo, podemos citar que en cuanto al acero y fibras químicas pasamos del quinto al cuarto lugar, en metales no ferrosos del séptimo al cuarto, en electricidad del sexto al cuarto, en carbón y cemento del tercero al primero, en cereales y carnes ocupamos el primer lugar en el mundo. Lo que pasa es que tenemos más de mil millones de habitantes, entonces repartir es difícil, hemos tenido éxitos pero no son suficientes. Los próximos diez años venideros serán muy decisivos para China, que quiere consolidar los éxitos de la década del ochenta y llevar con más ritmo el desarrollo económico en los diez años venideros. el fracaso o éxito de este Plan está relacionado directamente con el fracaso o éxito de nuestro sistema, de nuestro destino.

Cuál es la diferencia entre el concepto de democracia y libertades públicas occidentales y el que tiene China, especialmente vinculado a la ruptura de relaciones entre China y los Estados Unidos luego de los sucesos de la Plaza Tiananmen?

Los chinos lucharon, hicieron la revolución, lucharon por la democracia, por las libertades, por los derechos humanos, porque no existían, y nosotros ahora estamos construyendo nuestro sistema de libertad, de derechos humanos, de democracia, de acuerdo con nuestra tradición y nuestra historia. Porque conceptualmente esas palabras pueden decirse iguales pero para aplicarlas debemos hacerlo de acuerdo a las características de cada país. Por ejemplo tenemos más de 1.100 millones de habitantes y tenemos una Asamblea Nacional, el funcionamiento de esa Asamblea debe tener una forma diferente que entre otros países; 1.100 millones de habitantes eligieron a más de 2.000 diputados, como pueden discutir un tema 2.000 diputados? Por eso debemos tener nuestro procedimiento. Pero el valor es la soberanía, la independencia y la igualdad de todos los países, la democracia entre los pueblos. Como tenemos diferencia de conceptos es mejor que nosotros conversemos nuestros conceptos. Si nuestros conceptos no son verdaderos, Ustedes deben tener fe en el pueblo chino. El pueblo chino que ocupa un quinto de la población mundial, tiene suficiente capacidad de corregir todos los errores de los gobernantes de su propio país. Nosotros tratamos, los dirigentes chinos de escuchar todas las opiniones del pueblo, porque es difícil administrar un país con más de 1.100 millones de habitantes, no se puede con armas someter a un pueblo. El pueblo chino tiene sus valores, sus conceptos, su tradición, su historia. El pueblo chino tiene suficiente capacidad para distinguir lo bueno de lo malo. Si los dirigentes chinos actúan mal, están en contra de la corriente del mundo, el gobierno chino piensa que tiene confianza en su pueblo, que está sirviendo a su pueblo; si unos dicen que alguna cosa de China no es democrática, nosotros podemos decir que alguna cosa de otro país, tampoco es democrática, entonces así se provoca un caos en el mundo. Dejemos la historia que haga su testimonio. Nosotros estamos mejorando las relaciones con los Estados Unidos, todavía existen algunos problemas, que viene de diferentes enfoques. Queremos mejorar las relaciones con todos los países del mundo. Hubo sucesos políticos en el año 1989 (Tiananmen) son muy complicados de explicar con pocas palabras, pero puedo decir que la prensa occidental tergiversó la verdad y no interpretó el sentimiento del pueblo chino. Hubo manifestaciones de los estudiantes que se vieron infiltradas por elementos hostiles tanto nacionales como extranjeros con el fin de aprovechar el fervor político de los jóvenes estudiantes para destruir el sistema y el orden en China. La mayoría de los estudiantes son inocentes. Después de los sucesos de Tiananmen volvieron a sus Universidades, a sus casas. Pero sí existieron algunos elementos, muy pocos que no pueden escapar de la red de justicia, hubo caos, hubo incendios, saqueos de almacenes. De todos modos ya pasaron dos años, yo creo que las cosas que sucedieron en el mundo hacen comprender a los chinos mejor los sucesos de Tiananmen.

Por qué China tiene dos monedas, una para los turistas y una para el público en general, lo cual provoca que se produzca un mercado negro del dinero y un incremento extra en algunos productos?

Existe este problema y es un dolor de cabeza para los chinos. Hay discusiones para eliminarlo definitivamente.

La política exterior china tiene pensado formar algún Mercado Común con otros países asiáticos? Porqué La Revolución Cultural significó un atraso de diez años?

Habrá una cooperación económica en la zona de Asia y el Pacífico, China está trabajando con todo entusiasmo por esa cooperación. China quiere participar activamente en ella. Es una zona que tiene sus propios caracteres. Primero, en esa zona están muchos países, cuyos sistemas, cuyos modelos de desarrollo son muy diferentes. Muchos son países en desarrollo, muchos desarrollados. Entre los países en desarrollo existen muchos modelos de desarrollo. En una situación así creemos que hay que participar, pero con que objetivos? El objetivo debe ser la prosperidad común. Por el carácter de la zona, la forma de organización debe discutirse, debe ser una zona abierta, como otras, no se puede imponer una limitación a otras zonas. Pero queremos trabajar en cooperación y aunque no hay un organismo, China está aumentando el intercambio económico con los países vecinos.

La Revolución Cultural fué un error, la cuestión china es muy complicada. Ustedes necesitarían vivir en China para comprender a los chinos. En una época se habló en el mundo que la revolución cultural era una meta revolucionaria, pero en realidad fué un centro de ultraizquierdismo, que se produjo por una conclusión errónea de la realidad china. Fué una revolución contra la cultura, quisieron arrasar con todos los valores del pasado y no reconocieron ningún valor del pasado, del patrimonio de la humanidad, no fué positiva, fué contra la cultura, contra el conocimiento,la inteligencia, contra los intelectuales, era en realidad una reacción a los valores tradicionales y no un planteo de salida a algo nuevo. Hubo guerra civil, mataron mucha gente, no hubo una discusión con la gente en la calle, en el Congreso, sino que discutieron con las ametralladoras; mataron mucha gente, las Universidades estaban cerradas, perdimos una generación, fueron diez años, en la década del 60, mientras en otros lugares del mundo se producía un gran desarrollo, China perdió diez años y sufrió mucho, por eso Ustedes pueden comprender ahora, porque para el pueblo chino lo más importante es la estabilidad y el desarrollo y los derechos humanos de vivir, de tener alimentos, de tener educación, de tener vestidos para ser un hombre decente igual que otros. El pueblo chino se dedica ahora con todo su esfuerzo al desarrollo, necesita la estabilidad política, para el desarrollo, para crecer. Porque China, como es un país tan grande, debemos pensar en el Siglo XXI.

Fue un gran gusto para mí poder conversar con mis amigos argentinos y creo que debemos seguir conociéndonos cada vez más profundamente porque es una necesidad para el desarrollo del mundo futuro.