30 de septiembre de 2015. A cinco años de la primera intervención rusa en la guerra civil de Siria

30 de septiembre de 2015. A cinco años de la primera intervención rusa en la guerra civil de Siria

Hoy se cumplen 5 años desde que el presidente ruso Vladimir Putin, decidió lanzar una extensa intervención militar incrementando la participación rusa en el conflicto llevado a cabo en territorio sirio.

El conflicto sirio inició en 2011, en este se enfrentaron las fuerzas leales al presidente sirio, Bashar Al Assad, contra organizaciones fundamentalistas como el Estado Islámico, pero también contra algunos grupos rebeldes moderados.

Mientras que estos grupos rebeldes eran apoyados por Estados Unidos y sus aliados, Rusia decidió respaldar diplomáticamente el régimen de Al Assad, decisión que luego de septiembre del 2015 se suplantó por una intervención militar activa.

En junio del 2015, algunos sucesos claves apuntaban al posible derrumbamiento del régimen del presidente Al Assad. Luego de 4 años de luchas constantes, algunas fuerzas rebeldes y el EI por otro lado, habían logrado apoderarse de áreas estratégicas. Esto significaba, para el presidente sirio, perder el control del noroeste y oeste del país.

El 30 de septiembre de 2015, horas después de que la cámara alta del parlamento ruso aprobara unánimemente la petición del presidente ruso para desplegar tropas en el extranjero, el Kremlin confirmaba que aviones de la fuerza aérea rusa habían comenzado operaciones con bombardeos precisos contra objetivos terrestres identificados del grupo terrorista Estado Islámico en Siria.

Esta operación militar se había realizado mediante un acuerdo con las fuerzas sirias y con la ayuda del centro de coordinación antiterrorista de Bagdad, el objetivo de esta operación supuestamente estaba orientada a acabar con el Estado Islámico en territorio sirio.

Sin embargo, algunos expertos y Estados Unidos señalaron en ese momento que, en algunas áreas como Homs y Hama, el EI no estaba presente y que los objetivos que atacaron en ese entonces eran grupos opositores a Bashar Al Assad.

De esta manera los bombardeos de la aviación rusa en Siria, durante septiembre del 2015, significaron la primera acción bélica de Moscú fuera del entorno inmediato de la Rusia postsoviética.


Nahir
Borges Licciardi
Colaboradora de la Red Federal de Historia de las Relaciones Internacionales (CoFEI)
Departamento de Historia
IRI – UNLP

 

Artículos Relacionados