A N E X O ...IIII

DECLARACIÓN DE APOYO A VENEZUELA RELATIVA AL CASO
DEL VENCIMIENTO DE LA CONCESIÓN DE LA EMPRESA RCTV

Los asistentes a la V Cumbre de ALBA, reunidos en sesión plenaria el 29 de abril de 2007, en Barquisimeto, Venezuela, reconocen que en el tránsito fecundo de la consolidación de su plena independencia, el pueblo venezolano y su gobierno cuentan hoy con instrumentos para lograr la democratización de la libertad de expresión, como son la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión y el desarrollo de los medios comunitarios y alternativos, los cuales están permitiendo que las comunidades del país construyan sus propios canales de comunicación de acuerdo a sus procesos culturales y sus verdaderas inquietudes.
Para consolidar este proceso, se requiere democratizar el uso del espectro radioeléctrico, bien de la Nación, cuya administración está reservada constitucionalmente al Estado Venezolano.
A este proceso de democratización, se oponen los grupos económicos, aferrados a viejos y antidemocráticos privilegios, que han usufructuado oligopolicamente la comunicación televisiva, radial e impresa en Venezuela.
Estos grupos se han obsesionado con el propósito de reeditar la conspiración mediática, económica, social y política que se concretó en el golpe de Estado del 11 de abril de 2002, articulando para ello apoyos transnacionales en una permanente y feroz campaña de difamación, vilipendio e injuria contra el pueblo venezolano y su gobierno, con el fin de detener la decisión del Estado de NO RENOVAR la concesión de la señal del canal 2, que vence el 27 de mayo de 2007, a uno de estos grupos económicos.
En tal sentido, esta V Cumbre del ALBA exhorta a los organismos multilaterales en materia de derechos humanos, a que actúen con base en el derecho internacional, y al respeto de la soberanía de los pueblos, y no en función de complacer grupos de poder económico, comprometiéndose con ello en componendas contra Estados o pueblos del continente.
Finalmente, reconocemos la tolerancia democrática de la sociedad venezolana frente al terrorismo mediático de los grupos oligárquicos, del cual ha sido victima a lo largo de 8 años y reiteramos el beneplácito por los avances del gobierno de Venezuela en la democratización de la comunicación, a través del desarrollo de los medios comunitarios y alternativos, así como en la garantía de acceso de toda la sociedad al uso del espectro radioeléctrico, especialmente para transmisiones de radio y televisión.