18 de mayo 1980:  ¿qué ocurrió luego de la erupción del Monte Santa Helena?

18 de mayo 1980:  ¿qué ocurrió luego de la erupción del Monte Santa Helena?

El Monte Santa Helena es un estrato volcán, actualmente activo, ubicado en el condado de Skamania, Estado de Washington. Específicamente se encuentra en la región del Pacífico Noroccidental de los Estados Unidos. Este volcán causó conmoción en el mundo al entrar en erupción el 18 de mayo de 1980, generando los mayores daños naturales, sociales e incluso económicos en los Estados Unidos.

Sin embargo, esta no sería la primera vez que el Monte Santa Helena entra en acción. A decir verdad, dicho volcán produjo alrededor de 40 erupciones a lo largo de la historia.

Según estudios posteriores al catastrófico evento, se dio a conocer que esta gran erupción dejó un saldo de 57 fallecidos. Destruyó casas, puentes, vías férreas, e incluso dejó sin uso 300 km de autopista.

Todas estas pérdidas, tanto materiales como humanas, se deben a que el volcán expulsó de su interior una gran cantidad de gases y rocas, logrando generar una extensa nube de cenizas que alcanzó los 250 metros de altura y se expandió alrededor de unos 95 kilómetros. Afectó así, no solo al estado de Washington, sino también al estado de Oregón e Idaho.

El movimiento generado por la erupción ocasionó que las aguas del Spirit Lake se transformaran en olas de gran tamaño, arrasando con una buena parte de la vegetación que rodeaba a dicho volcán.

Aún así, esta intensa actividad volcánica no fue cuestión de una sola mañana. Tuvo una prolongación de alrededor de algunas semanas, causando terribles daños ambientales. Es así que se lo considera como uno de los mayores desastres naturales que experimentó el pueblo estadounidense.

Se calcula que el daño económico que experimentó el país fue, aproximadamente, de 1000 millones de dólares, durante la presidencia de Jimmy Carter.

El Monte Santa Helena modificó una vasta parte del ecosistema, destruyó incluso glaciares, flora y fauna de la zona, se paralizaron todos los vuelos debido a la gran cantidad de cenizas expulsadas por el volcán.  Su última erupción sucedió en 2008, durante la presidencia de George W. Bush.

Ana Sofia Nota
Colaboradora
Red Federal de Historia de las Relaciones Internacionales (CoFEI)
Departamento de Historia
IRI – UNLP

Artículos Relacionados