España, el fracaso de la investidura y nuevas elecciones

El 28 de abril de 2019, España acudió a las urnas para elegir a sus representantes ante el Congreso de los Diputados y el Senado, tras la disolución de la legislatura ante la imposibilidad del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, del Partido Socialista Obrero Español, de aprobar los presupuestos generales del país tras la oposición del Partido Popular, Ciudadanos y las formaciones independentistas catalanas como ERC y JxCat.

Las elecciones se realizaron el 28 de abril, y el PSOE ganó con claridad los comicios, obteniendo 123 bancas. En tanto el PP obtuvo 66 escaños, 57 Ciudadanos, 42 Unidas Podemos y la ultra derecha de Vox irrumpió con 24 bancas. El resto de las 370 bancas fueron a partidos menores o regionales, con especial atención en ERC que obtuvo 15 en Cataluña o el PNV que llego a 6, solo Cataluña y el País Vasco fueron las regiones en las que el PSOE no pudo ganar.

La mayoría absoluta para formar gobierno es de 176. Nadie consiguió individualmente ese número, y el PSOE evaluó una triple opción: gobierno en solitario con apoyos puntuales, abstención del Partido Popular y Ciudadanos y gobierno en coalición con Unidas Podemos sin depender del independentismo catalán, pero las tres fracasaron.

En la primera votación para la investidura del 23 de julio, Sánchez obtuvo 124 votos positivos (necesitaba 176) gracias al apoyo de su partido y al del Partido Regionalista de Cantabria; en tanto, como lo establece la Constitución Española en su artículo 99, a las 48 hs de la primera sesión de investidura, debe darse la segunda, en donde alcanza para ser investido obtener más síes que no es (aquí es donde las abstenciones juegan un rol clave) pero Sánchez volvió a obtener 124 votos positivos, 155 en contra y 57 abstenciones.

La Presidenta del Congreso, Meritxell Batet le comunicó al Rey, quien es el Jefe de Estado, que no se había logrado la investidura, y el Rey comenzó una nueva ronda de consultas con las distintas fuerzas políticas a fin de ver si volvía a proponer a Pedro Sánchez (el plazo para ser investido vence el día 23 de septiembre), pero el Rey constató que la formación de gobierno era muy dificultosa, con lo cual se disolverá la legislatura el 23 de septiembre y se convocará a elecciones generales para el día 10 de noviembre.

¿Qué se espera?
El PSOE sigue siendo el favorito a ganar la elección, pero, aunque sumaria más escaños que los que tiene actualmente, no lograría la mayoría absoluta.

El Partido Popular aumentaría sus escaños, pero sería doblado en bancas por el PSOE.

En tanto Ciudadanos, Unidas Podemos y Vox perderían bancas.

¿Cómo se destrabaría la situación política?
El PSOE podría optar por forzar la abstención del PP y Cs, para gobernar en solitario, o bien podría gobernar con Unidas Podemos en un acuerdo que no fuese de coalición sino de apoyo legislativo con determinados compromisos, siempre que no dependa del independentismo catalán, ya que en octubre se conocerán las sentencias del “proces”, y es posible que Cataluña vuelva a ser un grave problema para la integridad territorial española.

El presente análisis, se da en un marco de análisis que contempla el escenario actual de la política española, sin que en el mismo medien acontecimientos no previstos, desmovilización electoral o factores ajenos a la política española, como el riesgo de una recesión global o el aumento del precio del petróleo tras lo acontecido en Arabia Saudita.

España es un país clave en Europa, registra un ascenso de importancia en su PBI, es uno de los países que defiende y se siente parte activa de la UE, su actual canciller Josep Borrell será a partir de Noviembre el jefe de la diplomacia europea, lugar estratégico teniendo en consideración el futuro de la UE, y el devenir del acuerdo UE-Mercosur, en donde España juega un rol clave como puerta de entrada a Europa.

Por todo ello, el desafío de lograr un gobierno estable es central para el futuro español, pero también para la Unión Europea y para Iberoamérica en general.

 

Luis Maria Nielsen
Alumno – Maestría en Relaciones Internacionales
IRI – UNLP

 

Artículos Relacionados