1 de marzo de 1985. A 35 años del retorno a la democracia en Uruguay

1 de marzo de 1985. A 35 años del retorno a la democracia en Uruguay

El 1 de marzo de 1985, Uruguay recuperaba la democracia luego de 12 años de dictadura. El logro en manos del Partido Colorado, llevó a Julio María Sanguinetti a la presidencia bajo orden constitucional.

Desde la década de 1960 la violencia había recrudecido en el país, el enfrentamiento de grupos de izquierda – como el Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros – y grupos de derecha – como la Juventud Uruguaya de Pie o el Escuadrón de la Muerte – marcó una etapa que tendría como desenlace doce años de dictadura.

En 1973, el presidente Bordaberry nombró al general Antonio Francese como Ministro de Defensa Nacional. El mismo fue desconocido por las Fuerzas Armadas, las cuales se proponían reestructurar el país en lo moral y en lo material. Frente a esta situación, Bordaberry se vio condicionado a acatar las órdenes de las Fuerzas Armadas y cedió ante sus pedidos. Así se creó el Acuerdo Boiso Lanza, el cual dio nacimiento al Consejo de Seguridad Nacional como órgano asesor del Poder Ejecutivo.

Ese mismo año, Bordaberry disolvió la Cámara de Senadores y Representantes. Acto seguido, creó un Consejo de Estado para realizar una reforma constitucional “republicano-democrática.” Paradójicamente surge así, el Consejo de la Nación que funcionaba como órgano ejecutivo y no estaba sometido a sufragio popular. Se acentúa la presencia de los militares en la conducción de la República y se elimina la democracia representativa. El presidente será elegido por el Consejo de la Nación.

El año 1980 fue clave para la transición democrática uruguaya. El gobierno militar llamó a un referéndum para reformar la constitución y fundar una “nueva república.” El pueblo uruguayo se haría oír después de años de violencia y censura. La rotunda negativa de los ciudadanos llevó al gobierno de facto a aceptar su respuesta. Con esta participación e involucramiento comenzó la transición hacia la democracia.

Gregorio Alvarez, llamó a elecciones en el año 1984. El 1 de marzo de 1985, Sanguinetti asume el poder con el triunfo de la democracia y el fin de un gobierno autoritario y dictatorial.


Paula María Espinosa
Colaboradora de la Red Federal de Historia de las Relaciones Internacionales (CoFEI)
Departamento de Historia
IRI – UNLP

Artículos Relacionados