A propósito del pueblo kurdo

A propósito del pueblo kurdo

En respuesta al mail del 28 de junio de 2021, en representación del Comité de Relaciones Exteriores del Congreso Nacional de Kurdistán-KNK, es necesario dejar aclarado lo siguiente:

Que no tenemos ninguna “obligación” de responderle, simplemente ponemos en su conocimiento y de los miembros de Comité y del Congreso, nuestra posición institucional.

Desde su creación, el IRI, como toda institución universitaria que se precie de tal, tiende a reflejar y hace realidad aquello que “la Universidad debe ser la Catedral de la libertad”, en consecuencia no puede y debe haber ninguna tipo de impedimento a expresar las ideas, siempre por supuesto respetando las reglas de una sana convivencia democrática y los valores superiores que son la razón de ser de una institución académica

Por lo tanto, el contenido de su comunicación, lo reproduciremos integramente en nuestra sección de “Opiniones del IRI” , así como los comentarios de nuestra Coordinadora del Observatorio Universitario de Terrorismo, profesora Patricia Kreibohm:

“El Observatorio Universitario de Terrorismo se plantea como un espacio de reflexión y análisis sobre este fenómeno de violencia de política. Un fenómeno que, como sabemos, es sumamente complejo y polémico, que genera desacuerdos y debates en el mundo académico, en los ámbitos gubernamentales y en los medios de comunicación. Es por ello que asumimos con compromiso, profesionalismo y seriedad nuestra tarea.

Agradecemos al Congreso Nacional del Kurdistán, a través de las palabras del Sr. Refik Gefur, su respuesta a nuestro artículo y tomamos sus palabras como una oportunidad, como él mismo señala, para abrir el diálogo sobre la causa kurda. Asimismo, queremos aprovechar este espacio para realizar una serie de aclaraciones con respecto a ciertas afirmaciones del artículo que, consideramos, pueden haber sido malinterpretadas.

En primer lugar, nunca pretendimos ocultar la situación del pueblo kurdo, su combate contra el terrorismo yihadista en la región, ni la lucha que lleva adelante la comunidad de Rojava. Por el contrario, conocemos en profundidad el duro y prolongado sacrificio del pueblo kurdo para alcanzar su independencia.

En segundo lugar, entendemos la molestia que pudo causar la calificación al PKK como una organización terrorista. El artículo se enfocaba en las acciones de la organización en Europa y, por ello, se citó la posición de EUROPOL, quien, en sus reportes European terrorism situation and trends report de 2019 y 2020, se refiere al PKK como una “organización terrorista etno-nacionalista”, y profundiza sobre las implicaciones metodológicas del mismo. En este sentido, lamentamos que la redacción no haya sido clara al respecto y les presentamos una nueva versión de nuestro artículo con la debida aclaración.

Sí debemos aclarar que, de ninguna manera se hizo referencia al PKK como una organización similar a Al-Qaeda o ISIS. Nuestra posición es claramente contraria a toda forma de violencia, pero también reconocemos la importancia del derecho a la autodeterminación de los pueblos y entendemos que muchas de las acciones del pueblo kurdo (que han sido catalogadas como “terroristas”) se han llevado a cabo en defensa de sus derechos –totalmente legítimos– y con el objetivo de mantener viva a la nación.

En tercer lugar, el Observatorio Universitario de Terrorismo está compuesto por jóvenes comprometidos con el respeto a los derechos humanos y, por ello, el artículo resalta de manera constante, las acciones de violencia del Estado turco contra los kurdos, y lamenta que sus intereses geopolíticos lo impulsen a llevarlas a cabo.

En cuarto lugar, nos gustaría aclarar que este trabajo fue pensando como un artículo de divulgación y, por esta razón, no contaba con la citación propia de un paper académico. Lamentamos que esta decisión editorial generara tanta molestia y lo corregiremos para futuras publicaciones.

No obstante, queremos dejar en claro que este artículo se encuentra debidamente respaldado y podrán revisarlo en esta nueva versión que adjuntamos. Esto nos lleva también a señalar que, por ejemplo, desconocíamos la posibilidad de comunicarnos con el Congreso Nacional del Kurdistán para conocer su punto de vista respecto a la situación y que, de abordar nuevamente el tema, recurriremos a ustedes para incluir su perspectiva. También reconocemos nuestro desconocimiento del idioma turco, lo que nos generó limitaciones en el acceso a otras fuentes”.

Finalmente, queremos expresar nuestro compromiso personal e institucional con la causa del pueblo kurdo, es decir su derecho a la autodeterminación y terminar definitivamente con una de las mayores injusticias que todavía tiene la comunidad internacional, que es el hecho que el pueblo kurdo no tenga su propio Estado.

Además, expresar nuestro reconocimiento y admiración a esas valientes mujeres kurdas que son el símbolo de la resistencia y un ejemplo, que con su coraje y compromiso impidieron e impiden que la barbarie reine en esa región del mundo.

                                                     Prof. Dr. Norberto Consani

                                                               Director del IRI

 

Artículos Relacionados