El impeachment contra Dilma Rousseff

El impeachment contra Dilma Rousseff

Dilma Rousseff ocupó el cargo de presidente de la República Federativa de Brasil desde 2011 hasta 2016, año en que el Senado brasileño comienza el proceso de destitución en su contra y automáticamente queda suspendida de sus funciones.

Rousseff inició su carrera política durante la década del ´80, con la vuelta a la democracia, en el Partido Democrático Laborista. Logró formarse y llegar a ocupar el puesto de secretaria de Minas y Energía del Estado brasileño en la década de los ´90.

Luego, en 2001, comenzó a formar parte del Partido de los Trabajadores, cuyo líder era Lula da Silva. Al asumir la presidencia en 2003, Lula nombra a Dilma como Ministra de Minas y Energía.

Rousseff se convirtió en Jefa de Gabinete, luego de que Dirceu se viera envuelto en el escándalo de las mensualidades[1] y fuera obligado a renunciar.

En el año 2010, finalizando la presidencia de Lula, Dilma renuncia a su cargo como Ministra para poder así presentarse como candidata a presidente. Luego del periodo de votaciones, Rousseff resulta electa en segunda vuelta para ocupar el cargo de Jefa de Estado.

Durante su mandato sucedieron diversas irregularidades en el ámbito fiscal y económico. La ex presidenta fue acusada, por un lado, de alterar los presupuestos mediante tres decretos no autorizados por el parlamento brasileño y, por otro, de usar prestamos de bancos públicos para ocultar un déficit en el presupuesto, cubriendo gastos en programas sociales.

Cabe destacar que el proceso de destitución de Rousseff se vió influenciado por el famoso caso “Lava Jato”, el cual fue investigado por presunto lavado de dinero en una red de lavaderos de autos. Una de las acusaciones contra Dilma fue por presuntos sobornos a la petrolera Petrobras, sumado a la malversación de fondos públicos en 2014, en el marco de la campaña presidencial para su reelección.

La causa que encabezó este impeachment tuvo que ver con lo que se conoce como “pedaladas fiscales” o violación de normas fiscales. Se hablaba de un encubrimiento del déficit presupuestario.

Finalmente, el 31 de agosto del año 2016 la Cámara de Senadores dio el dictamen final. Dilma Rousseff fue destituida de su cargo con 61 votos a favor y 20 en contra. Durante el proceso del juicio fue planteada la idea de inhabilitar a la ex mandataria por un periodo de ocho años para volver a ocupar funciones públicas, aún así no pudo concretarse por falta de votos a favor.

Luego de que el proceso de juicio político fue finalizado, inmediatamente Dilma deja su cargo para ser ocupado por su ex vicepresidente, Michel Temer, hasta 2018.

Sin embargo, lejos de ser su presidencia correcta y honesta, esta se vio implicada en escándalos políticos y fiscales.

A fin de cuentas, Michel Temer fue acusado de participar en la misma red de corrupción que Dilma Rousseff y otros políticos, sumiendo así a la política brasileña en una cadena repetitiva de escándalos.

Referencias:

[1] Nombre dado a la crisis política sufrida por el gobierno brasileño en 2005 en relación con un caso de corrupción política en la Cámara de Diputados de Brasil.

Ana Sofia Nota
Colaboradora de la Red Federal de Historia de las Relaciones Internacionales (CoFEI)
Departamento de Historia
IRI – UNLP

Artículos Relacionados