1 de enero de 2002. Entrada en vigor del euro para 12 países europeos

1 de enero de 2002. Entrada en vigor del euro para 12 países europeos

Pensar en un mundo sin fronteras donde todos pudiéramos hablar un mismo idioma y que todos pudiéramos usar un mismo tipo de moneda no es tan difícil de imaginarlo. En el continente europeo hay países por donde se puede transitar libremente, es decir, hay fronteras en las que no se tiene que solicitar visas para poder entrar ni mostrar, ya que estos países tienenen común el euro, la moneda oficial de la Unión Europea. El euro sr encuentra regulado por el sistema europeo de bancos centrales que se componen por el Banco Central Europeo que está en Frankfurt (Alemania) y los bancos centrales de los más países miembros. La eurozona (la región de la Unión Europea) está compuesta por los países que adoptaron el euro. Actualmente se trata de 19 países y tiene 329 millones de ciudadanos. Además, fuera de la eurozona, hay otros 240 millones de personas que viven en países con monedas fijadas al euro esto determina que el euro sea la segunda moneda de reserva de valor detrás del dólar.

El proceso que atravesó el euro fue largo y con altibajos y está vinculado con varios sucesos de la economía mundial, entre ellos podemos mencionar: las 15 petroleras, el fin del sistema monetario de Bretton Woods, la caída del muro de Berlín y la reunificación alemana.

El dólar llegó a serla principal moneda de referencia internacional como resultado del colapso de la estructura financiera internacional de Bretton Woods en 1973. Las monedas de las principales potencias comenzaron a fluctuar libremente, sin embargo, los países europeos que se encontraban en medio de un proceso de integración económica, que derivó en lo que actualmente conocemos como la Unión Europea, consideran que estas fluctuaciones podrían conspirar contra el proceso con el objetivo de reforzar el papel de Europa en las finanzas mundiales y convertir al bloque en un mercado unificado comenzaron a implementar lo que se conoció como el sistema monetario europeo.

Tras algunos intentos fallidos comenzó a funcionar en el año 1979, este sistema fue el primer paso hacia la unificación de los tipos de cambio en Europa. Los primeros en tomar la iniciativa fueron: Francia, Alemania, Italia, Bélgica, Dinamarca, Irlanda, Luxemburgo y Holanda. El sistema monetario europeo en una redformal de tipo de cambios fijos se enfrenta a una tarea odisíaca para coordinar los tipos de cambio de países con tasas de inflación de menos del 3% anual como era el caso de Alemania, con la de otros con inflacióndel 12% anual como en el caso de Italia. Logró crecer incorporando a España en 1989, a Gran Bretaña en1990 y Portugal en 1992.

El funcionamiento del sistema monetario europeo se veía ayudado por varias válvulas de seguridad que ayudaban a reducir la frecuencia de las crisis. En primer lugar, los tipos de cambios fijados por el sistema hastaagosto de 1993 podían fluctuar entre máso menos 2,25% respecto de un valor asignado, aunque algunos miembros podían optar por bandas más amplias que llegaban al 6%. Otra válvula de escape consistía en que los países miembros de moneda fuerte otorgarán créditos a los de moneda débil, algo similar al rol que tenía el fondo monetario internacional a nivel internacional en el esquema deBretton Woods. La tercera válvula con la que contaban los países europeos era la de los controles de capitales en países como Francia e Italia.

Los controles de capitales limitan la entrada y salida de capitales en determinados países algo que puede ser muy costoso en un momento de inestabilidad financiera o macroeconómica. Entre 1979 y 1987 el sistema monetario europeo tuvo varios realineamientos de divisas, 11 en total. Por su parte, los controles de capitales colaboraron en proteger durante esos ajustes las reservas de los países miembros de los especuladores. Lo que sucedía es que cuando un país quería modificar su paridad, por ejemplo devaluando, los especuladores se adelantaban al movimiento y vendían esa moneda complicando aún más la situación, entonces para evitar que durante esa transición se produjeran movimientos especulativos que desperdiciaran todo el esfuerzo a partir de la rueda de ecuación, lo que hicieron fue implementar controles de capitales durante esos cortos periodos de tiempo, lo que en algunos casos se hizo incluso más extensivo.

A partir 1987 se eliminaron los controles de cambio y eso motivó un incremento de las posibilidades de ataques especulativos y redujo la disposición de los gobiernos a considerar modificaciones a su tipo de cambio, es decir, a devaluar o reevaluar. Una vez desaparecido los controles de capitales, se redujo considerablemente laindependencia monetaria de los países miembros, recordemos que los países pueden definir el tipo de cambio y la política monetaria pero no puedentener libre movilidad de capitales, opueden tener libre movilidad de capitales y elegir el tipo de cambio pero no pueden manejar su política monetaria. En este caso, la libertad de pagos y los movimientos de capitales al interior de la Unión Europea reforzaron el mercado único.

Hasta 1993 ninguna crisis logró inestabilizar el compromiso del sistema monetario europeo con su tipo de cambio fijo pero algo se estaba gestando, la reunificación de las dos Alemanias, en 1990 provocó presiones económicas en Alemania y en sus principales socios del sistema. El resultado fue una expansión en Alemania y una mayor inflación a la que el Banco Central de Alemania compartió con tipos de interés mucho mayores, otros países del sistema monetario como Francia, Italia y Gran Bretaña no están en la misma situación que Alemania. Al igualar los elevados tipos de interés alemanes para mantener fijo a su tipo decambio frente al marco alemán, generaron una profunda recesión. El conflicto político entre Alemania y sus socios provocó a partir de septiembre de 1992 una serie de fuertes ataques especulativos contra la paridad del sistema monetario europeo.

En agosto de 1993 el sistema se vio forzado a retirarse a bandas muy amplias, el 15%, que se mantuviera en vigor hasta la introducción del euro en 1999. En esta época solo se lanzó su ataque especulativo contra la libra esterlina que le ganó fama internacional. Además de contribuir a la consolidación de un mercado común y fortalecer los intereses de Europa en el resto del mundo, el sistema proporcionaba credibilidad, los países con tendencia inflacionaria ganaban credibilidad atando sus decisiones de política monetaria a la del Banco Central Alemán. Con el transcurso del sistema monetario europeo, los países miembros fueron reduciendo su tasa de inflación convergiendo hacia la alemana.

A finesde 1991 se firmó el tratado de Maastricht en cuyo acuerdo se establecía una moneda única europea y un Banco Central Europeo para enero de 1999. La moneda única permitió un mayor grado de integración que permitía llegar almercado único, limitaba la centralidad alemana del Bundesbank, ya que el bancocentral europeo que lo reemplazaría tendría que tener más consideración hacialos problemas de todos los países y permitiría que participaran en las decisiones. Al tener una moneda única y al haber plena libertad de movimientos de capitales dentro de la unión europea pareció un paso natural, en caso contrario habría todo el tiempo especulaciones entre la fijación de las distintas paridades.

La moneda única sirve como un fuerte símbolo de unidad europea. Los requisitos que deberían cumplir los países no eran fáciles de obtener:

  • tenían que converger a una tasa de inflación que no superará en más de 1,5 puntos porcentuales a la media de los países con menor inflación
  • tenía que tener un tipo de cambio estable sin haber devaluado por iniciativa propia
  • un déficit público no superior al 3% del PBI excepto en determinadas circunstancias transitorias
  • una deuda pública que no superará el 60% del PBI.

En mayo 1998, 11 países hayan satisfecho los criterios de convergencia y serían miembros fundadores de la unión económica y monetaria: Alemania, Austria, Bélgica, España, Finlandia, Francia, Holanda, Irlanda, Italia, Luxemburgo y Portugal. Gran Bretaña y Dinamarca ejercían su privilegio para quedarse fuera de la unión monetaria, por eso Gran Bretaña siguió conservando la libra esterlina. Grecia entró en la unión económica en 2001 y el euro comenzó a circular el primero de enerode 1999. Los primeros billetes entraron en circulación el primero de enero de 2002, por lo que podemos llamarla una moneda joven.


Liz Guyot
Colaboradora de la Red Federal de Historia de las Relaciones Internacionales (CoFEI)
Departamento de Historia
IRI – UNLP

Artículos Relacionados