12 de mayo de 2002. Visita de Jimmy Carter a Fidel Castro

12 de mayo de 2002. Visita de Jimmy Carter a Fidel Castro

Desde la revolución Cubana de 1959 que Estados Unidos y Cuba rompen con sus relaciones diplomáticas, y desde ese entonces el primer Presidente estadounidense en realizar un gran esfuerzo por restablecerlas fue James Jimmy Carter, quien ocupó el cargo desde 1977 a 1981. Su gobierno y el como figura política están fuertemente asociados a las banderas de defensa de los derechos humanos, pero en ambas materias no tuvo grandes logros en lo que a Cuba respecta.

El embargo norteamericano a la isla post 1959 genera la ruptura de las relaciones diplomáticas mutuas, pero además vuelve complicadas las de la Isla con gran cantidad de países del hemisferio occidental. En esas situación cada vez que alguna figura fue recibida, generaba controversias pero a la vez esperanzas de un ablandamiento del régimen o de mayores aperturas y concesiones para los opositores (o los llamados “contrarrevolucionarios” por el régimen castrista). La última gran figura que llegó a la Isla había sido el papa Juan Pablo II, 4 años antes de la llegada de Carter en 1998.

Algunas aristas a tener en cuenta para el análisis de la importancia de esta visita, que 20 años después no parece haber dejado nada en cuanto a cambios consecuentes, en la siempre ilusión de mayores aperturas que nos mantienen expectantes a gran parte de los países occidentales. Pero un buen ejercicio para poder comprender la relevancia que parecía envolver a esta visita,es tratar de analizarlo desde la óptica imperante en ese momento de 2002.

La primera cuestión de análisis que puede ayudarnos en este ejercicio, es tener en cuenta que es el primer ex mandatario en llegar a la Isla, que luego fue invitado nuevamente en 2011, lo que nos dice que realmente había un respeto diplomático importante entre ambos mandatarios.

Además, la segunda arista a analizar es que la visita se da en un momento aún más tenso de las relaciones, ya que semanas antes se había acusado a Cuba de la producción de armas biológicas desde su Instituto de Genética y Ciencias Biológicas. Fidel salió a desmentir las acusaciones y a pedir que presenten pruebas para generar dichas acusaciones. Pero además la llegada de Carter se da en medio de un proyecto contra castrista, en donde se pedían firmas (se llegaron a juntar 11.020) para generar una reforma de mayor apertura política, el llamado Proyecto Varela. Este grupo obviamente era el que mayores expectativas tenía con la llegada de Jimmy por la difusión y alcance que la iniciativa podía lograr sobre todo internacionalmente.

Pero incluso como tercera cuestión, y quizás la más interesante a analizar, es que se le permitió a Carter tener una agenda de medios en la isla, hablando de los temas que él deseara tanto en radio como en televisión.

A pesar de todo esto, que en su momento parecía sumamente prometedor, en lo consecuente los logros fueron escasos por no decir nulos. Pero a Carter tal vez le quitó el sabor amargo de la inconclusión de ambas temáticas durante su gobierno (relaciones diplomáticas y derechos humanos con respecto a la Isla) . Por parte de Castro, parece haber sido más una estrategia de “limpieza de imagen internacional”, quizá para mostrarse como el que si se sienta a escuchar a la otra parte  mientras la contraparte en el gobierno se endurece; quizá también para recuperar un poco de legitimidad de gobierno ante presiones opositoras en la isla.

Nazarena Estrade
Red Federal de Historia de las Relaciones Internacionales (CoFEI)
Colaboradora del Departamento de Historia}
IRI – UNLP

Artículos Relacionados