A 35 años del nacimiento del Equipo Argentino de Antropología Forense

El Equipo Argentino de Antropología Forense (E.A.A.F.) nacía hace 35 años, de la mano de la democracia recién instaurada, como una respuesta de parte de la comunidad científica a una demanda de la sociedad argentina: la identificación de las víctimas de la Última Dictadura argentina. Cabe recordar que, para encarar dicha tarea, se contó con el apoyo de Eric Stover, (director del Programa de Ciencia y Derechos Humanos de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, AAAS, Washington, DC), quien visitara en múltiples ocasiones nuestro país, y junto al Dr. Clyde Snow, apostaron fuertemente en la capacitación de los profesionales que después integrarían al EAAF.

Ya para 1986 el trabajo de esta ONG traspasaba las fronteras de nuestro país, llegando a trabajar, al día de hoy, en cerca de 30 países en cuatro continentes: América, Asia, África y Europa (Angola, Bolivia, Bosnia, Brasil, Chile, Colombia, Croacia, la república Democrática del Congo, Timor Oriental, El Salvador, Etiopía, Polinesia Francesa, Guatemala, Haití, Honduras, Indonesia, Kurdistan Iraquí, Kosovo, Costa de Marfil, México, Panamá, Paraguay, Perú, Filipinas, Rumania, Sierra Leona, Sudáfrica, Uruguay, Venezuela y Zimbabwe).

El EAAF está formado por numerosos profesionales se especializan en la arqueología, antropología física, antropología social, computación y derecho y, huelga decirlo, todos y cada uno de ellos son motivo de orgullo nacional, lo cual se ha traducido (hasta el día de la fecha) en sendas distinciones de la Fundación Konex, la primera de ellas en el año 2008 con el Diploma al Mérito de los Premios Konex en la disciplina Entidades de Investigación Científica y Tecnológica, por su destacada labor en la década 1998-2007 en la Argentina, y la segunda de ellas en el año 2018, pero esta vez como premio de Platino, en la disciplina de Entidades de la Sociedad Civil.

Lamentablemente, la EAAF continúa identificando a argentinos, tanto en el continente como en nuestras Islas Malvinas. Pero es pertinente señalar que sin Verdad no hay Memoria posible, y en ese aspecto, la EAAF le ha hecho un enorme servicio a nuestro país, ha honrado a nuestra historia reciente, y ha dado cabal muestra de lo que la sociedad argentina es capaz de hacer cuando se da a la tarea de alcanzar objetivos a través del trabajo en equipo. Desde el IRI, no nos cabe más que hacerles llegar nuestro respeto, admiración y gratitud.

Juan Alberto Rial
Secretario
IRI – UNLP

 

Artículos Relacionados