A 45 años de la renuncia de Richard Nixon a la presidencia de los Estados Unidos

Richard Milhous Nixon nació en el estado de California el 09 de enero de 1913. Fue el trigésimo séptimo presidente de los Estados Unidos, de 1969 a 1974, convirtiéndose en el primer y único presidente, hasta la actualidad, en abandonar su cargo.

Antes de transformarse en presidente, en 1946 Nixon formó parte de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos y luego en 1950 del Senado, representando en ambos casos al estado de California.

De 1953 a 1961, durante la presidencia de Dwight Eisenhower, Nixon ocupó el cargo de vicepresidente.

Logró convertirse en Presidente de los Estados Unidos en las elecciones de 1968 derrotando al candidato por el mismo cargo, Hubert Humphrey. Durante su periodo presidencial, Richard Nixon se vió acompañado de dos vicepresidentes, de 1969 a 1973, el cargo fue ocupado por Spiro Agnew, y durante 1973 a 1974 fue Gerald Ford, quien, al año siguiente, se transformaría en el sucesor de Nixon.

Durante su mandato, Nixon se dedicó a resolver ciertas cuestiones que estaban pendientes en la agenda internacional.

En 1971 decidió que era momento de abandonar el patrón oro, y el dólar se devaluó un 8%. Dos años después sufrió otra devaluación.

A su vez, en 1973 se firmaron los Acuerdos de Paz de Paris donde se le ponía fin a la Guerra de Vietnam y se daba por terminada la presencia de los Estados Unidos en esa región. Estos acuerdos establecían, entre tantas cosas, que se daba por finalizado el conflicto armado, se daría lugar a negociaciones entre ambos países y Estados Unidos debía retirar sus tropas en 60 días.

1973 fue también, el año en que inicia la Crisis del Petróleo, y con ella, llega la “estanflación”. La Crisis del Petróleo comenzó luego de que la Organización de Países Árabes Exportadores de Petróleo (OAPEC) tomara la decisión de no exportar más este combustible a aquellos países que habían apoyado a Israel durante la Guerra del Yom Kippur. En este caso, se vio afectado Estados Unidos por haber apoyado a dicho país.

En respuesta a este embargo en el petróleo por parte de los países exportadores, Nixon dio inicio a lo que se conoce como Proyecto Independencia Energética que tuvo como meta ponerle fin a la dependencia de petróleo extranjero para 1980.

Este presidente, se destacó también por ser el primero en visitar la República Popular de China en 1972 y se encargó de entablar relaciones con dicho país gobernado en ese entonces por Mao Zedong.

A pesar de que durante el mandato presidencial de Richard Nixon se llegaron a tomar buenas decisiones que ayudaron a favorecer su imagen, el presidente comenzó a perder popularidad en el momento cuando se involucró en lo que se conoce como escándalo Watergate, uno de los mayores escándalos políticos que se produjo en la década de los ‘70.

Este hecho fue el robo de una serie de documentos de las oficinas del complejo Watergate ubicado en Washington D.C. Se acusó a la administración de Nixon de encubrir a aquellos que habían perpetrado.

En 1972, fueron detenidos cinco personas acusadas de participar en este evento. A raíz de esto, se allanaron todas las oficinas que formaban parte de la sede del Comité Nacional Demócrata en Watergate debido a que era el partido opositor del que participaba Nixon,

Este suceso se transformó en un escándalo mediático de gran magnitud para los Estados Unidos cuando se comprobó que los acusados habían formado parte de la CIA. Lo que nadie esperaba era que el jefe de esta banda, que llevó a cabo el robo de documentos, fuese la persona que se encargaba de organizar la campaña para la reelección de Nixon.

Tres personas fueron claves en esta investigación. Por un lado, estaban los periodistas Carl Bernstein y Bob Woodward, ambos reportaban al Washington Post. Y por el otro lado, estaba Mark Felt, mejor conocido como Deep Throat (Garganta Profunda). Felt fue quien, bajo su seudónimo, brindo toda la información necesaria a ambos periodistas sobre el escándalo Watergate. Fue agente del FBI encubierto mientras brindaba toda esa información, se retiró en 1973 mientras el caso aún seguía vigente, y recién en 2005 se conoció su verdadera identidad.

Así fue como Richard Nixon se vió obligado a dimitir su cargo como presidente el 8 de agosto de 1974.

Por medio de un comunicado de prensa Nixon dio su último discurso como presidente, y concluía diciendo que “Servir en esta oficina es haber tenido un profundo sentimiento de patriotismo con todos y cada uno de los americanos”. Dejo el cargo con esta oración: «La gracia de Dios sea con vosotros en todos los días por venir»”

Un hecho que todavía se recuerda en la historia estadounidense, es que luego de dimitir Nixon a su cargo, Gerald Ford asumió como nuevo presidente. El nuevo presidente tomó la decisión de exonerar a su antecesor por participar en el escándalo Watergate, hecho que le costó el cargo en las elecciones de noviembre de 1976 frente a Jimmy Carter.

Ana Sofia Nota
Colaboradora de la Red Federal de Historia de las Relaciones Internacionales
Departamento de Historia
IRI – UNLP

Artículos Relacionados