Sobre el procesamiento a Omar Al Bashir en la CPI

Sobre el procesamiento a Omar Al Bashir en la CPI

Si bien celebramos que la Corte Penal Internacional (CPI) tome en sus manos el asunto del ex presidente Omar Al Bashir de Sudán y otros funcionarios de su régimen por la situación acontecida en Darfur, región occidental de Sudán en la que luego de un conflicto de aproximadamente 11 años se ha comprobado la comisión de todo tipo de atrocidades contra los Derechos Humanos, es realmente preocupante que las Naciones Unidas y la Unión Africana estén cotejando la posibilidad  de culminar definitivamente la operación de mantenimiento de la paz UNAMID (operación híbrida entre las dos organizaciones mencionadas) dejando el restablecimiento del orden a las autoridades de la transición de dicho país en el mes de junio de 2020.

Actualmente, nueve mil ciento setenta civiles y voluntarios junto a diecinueve mil doscientos cuarenta y ocho uniformados conforman dicha misión de paz, que ha sido drásticamente reducida en su número entre los años 2017 y 2018.

 Situación del ex presidente Al Bashir

La CPI había emitido órdenes de arresto por los cargos de Genocidio, Crímenes de Guerra y Crímenes de Lesa Humanidad, entre los años 2009 y 2010 contra el ex presidente Al Bashir pero este aún no había ido entregado, si bien las autoridades de la transición de Sudán se habían planteado en los últimos días llevarlo a cabo.

Asimismo, es dable señalar que Sudán no es signatario del Tratado de Roma de 1998 pero la CPI ha podido tomar cartas en el asunto por decisión del Consejo de Seguridad de la ONU en 2005 ya que las milicias Yanyauid[1] aliadas al Gobierno de Jartum durante el conflicto en la región de Darfur fueron acusadas de participar en dichos Crímenes de Lesa Humanidad y Genocidio.

Omar Al Bashir se encuentra imputado por la Corte Penal Internacional por Crímenes de Guerra, Crímenes de Lesa Humanidad y por Genocidio cometidos durante el se constituyó en uno de los gobiernos de mayor duración en África y que ha cometido todo tipo de atrocidades en materia de Derechos Humanos.

En efecto, Al Bashir que se mantuvo en el gobierno sudanés durante casi 30 años, pudiendo ser sometido a juicio ante la CPI debido a que las autoridades de transición de dicho país han decidido entregarlo luego de haberlo destituido en abril del año 2019.

Entre los cargos que le imputa tanto la CPI como la Fiscalía General de su país a Al Bashir, se encuentran la tortura, el exterminio, el traslado forzoso de personas y la matanza de distintos grupos étnicos, dejando un saldo en la región de Darfur de 300.000 personas muertas y 2,5 millones de desplazados.

De las situaciones bajo investigación de la CPI casi la totalidad de los Estados examinados son de África. Entre los mismos se encuentran Uganda, República Democrática de Congo, Darfur -Sudán, la Republica de Kenia, la Republica Centroafricana, Libia, Costa de Marfil y Mali.

Es dable señalar que con excepción de Bangladesh y Georgia que se encuentran en el continente asiático, África es el continente con más países bajo investigación. Bajo examen preliminar se encuentran: Afganistán, Colombia, Guinea, Irak, Nigeria, Palestina, Filipinas, Ucrania y Venezuela. 

Luego de su creación mediante el Estatuto de Roma de 1998 y su entrada en vigor en el año 2002 la Corte ha sido blanco de diversas críticas debido precisamente a que salvo que en los últimos tiempos ha incorporado al elenco de países bajo examen a Colombia y Venezuela, generalmente han sido Estados de África los examinados o investigados por dicho Organismo Internacional.

 

Gabriel Fernando Tudda
Coordinador
Departamento de Derechos Humanos
y Derecho Internacional Humanitario
IRI – UNLP

 


[1] Las milicias Yanyauid son una fuerza paramilitar formada en Darfur y el Este de la República de Chad que han participado activamente en las atrocidades llevadas a cabo por Al Bashir en dicha región.

Artículos Relacionados